Blog de la Doctora Iris Abrio

Miniabdominoplastia

 


La miniabdominoplastia es un procedimiento quirúrgico destinado a eliminar la piel fláccida que se encuentra por debajo del ombligo y/o reparar la musculatura abdominal tras embarazos o pérdidas importantes de peso. Es la misma intervención que la abdominoplastia, pero se realiza en aquellas mujeres que únicamente necesitan aportar tensión a la parte inferior del abdomen. En cambio, en abdominoplastia clásica se trata la piel que hay por encima y por debajo del ombligo. Esta técnica puede asociarse a liposucción en caso de ser necesaria.

 


Indicaciones de la miniabdominoplastia

 

Es la misma cirugía que la abdominoplastia, pero para aquellas pacientes que tienen un defecto estético menor.

 

Si está pensando en quedarse embarazada de nuevo, es aconsejable esperar a pasar embarazo y lactancia; los cambios propios de la gestación modificarían el resultado de la operación.

 


Contraindicaciones de la miniabdominoplastia (deberán posponer la cirugía)

 


¿En qué consiste la miniabdominoplastia?

Consiste en recortar el exceso de piel de la parte inferior del abdomen y coser los músculos abdominales, consiguiendo un vientre firme y plano. El ombligo no se modifica.

 


¿Cómo son las cicatrices?

La cicatriz resultante queda por encima del pubis, de longitud un poco mayor que una cesárea. La miniabdominoplastia deja cicatrices permanentes y visibles, aunque se esconden fácilmente con la ropa interior o de baño. Con el tiempo, estas cicatrices se harán imperceptibles. Se recuerda que los problemas de cicatrización son más frecuentes en fumadores. Por dicho motivo se aconseja dejar de fumar unos meses antes de la intervención.

 


¿Cuánto tiempo estará ingresada?

Permanecerá ingresada 24-48 horas en el hospital. Una vez en su domicilio, deberá acudir periódicamente a la consulta para realizar las curas y revisiones pertinentes.

 


¿Cómo es el postoperatorio?

 


¿Qué complicaciones puedo tener?

La abdominoplastia es una cirugía segura. Sin embargo, como en cualquier operación, existen complicaciones asociadas como infección, alteraciones permanentes de la sensibilidad, cicatrices hipertróficas o queloideas, etc. Los fumadores deben dejar de fumar unos meses antes de la cirugía ya que el tabaco aumenta las posibilidades de complicaciones y retrasa la cicatrización.

 


¿Cuánto tiempo necesito de recuperación?

Depende del trabajo que usted realice. Si se trata de un trabajo tranquilo, en una oficina o similar, a los 15 días de la intervención puede volver a trabajar. Si, por el contrario, requiere un esfuerzo físico importante es conveniente esperar 3-4 semanas.

 


Resumen

diseño web Umbradanza info@doctorairisabrio.com   INFORMACIÓN LEGAL   POLÍTICA DE PRIVACIDAD  © 2014 DOCTORA IRIS ABRIO